Español English

¿Cual es la postura sexual preferida por las mujeres?

¿Cuál es la postura sexual preferida por las mujeres?

La comunicación, al igual que en todas las relaciones humanas, es un factor que determina la satisfacción de nuestra sexualidad. Para explorar nuevas posturas y alcanzar orgasmos mucho más intensos, bastaría con establecer una comunicación previa con nuestra pareja para después, darle paso a la experimentación sexual.

Sin embargo, los últimos estudios relacionados con la salud, revelan que la conducta de la sociedad moderna ha cambiado considerablemente, que las prácticas “tradicionales” se han dejado de lado y que la posición de “el perrito” se ha convertido en la preferida por muchas mujeres.

De segundo lugar se posiciona el clásico “misionero”, precisamente por la comunicación que la postura ofrece. Se está frente a frente con la pareja para dar lugar a las miradas, los besos y las suaves caricias propias del sexo tántrico, erótico, romántico pero a la vez, desenfrenado.

El control de la penetración y las sensaciones en el doggy style

Si bien, la postura del perrito es una de las posiciones más primitivas e instintivas en la práctica sexual, es un error común creer que el hombre resulta ser el único beneficiado en esta postura.

De hecho, la posición en sí misma permite a la mujer tener mayor control sobre la intensidad y el ritmo en la penetración, siempre y cuando exista cierta experiencia y conocimiento sobre el cuerpo femenino.

En este sentido, las mujeres pueden perfectamente encorvar la espalda, alzar el trasero y empujar la pelvis hacia abajo para así, aumentar la profundidad, ritmo e intensidad en la práctica sexual.

Además, según la opinión de la mayoría de las mujeres encuestadas, esta postura les permite llegar más rápido al orgasmo al tener mayor acceso al clítoris. La masturbación para la mujer se vuelve mucho más sencilla, y la pareja puede jugar así mismo con las posibilidades para llegar al clímax.

Con esto, las mujeres sin ningún tipo de tabú podrán experimentar sensaciones eróticas inimaginables y el hombre podrá conocer realmente lo que significa gozar del orgasmo femenino.

El clásico misionero

Aunque es cierto que el misionero es considerada, por algunos, como una posición conservadora, la realidad es que la mayoría de las mujeres suelen disfrutarla. No es únicamente por el tema de la comunicación no lingüística, sino por el control de los movimientos de cadera y pelvis que pueden llevar a la mujer al orgasmo.

Las mujeres, por otro lado, aman sentirse deseadas e incluso protegidas, sensaciones que son posible vivir en la posición del misionero. Las caricias y los besos pueden suceder incluso durante la penetración más desenfrenada, y el hombre disfrutará del clímax si tiene la fortuna de estar con una mujer que realmente se conozca a sí misma.

Otras posturas como “la vaquera invertida” y “la cucharita” también son de interés femenino, aunque si bien no podríamos dejar de lado las posturas referentes al sexo oral, ya que hombres y mujeres aseguran que son vitales para gozar planamente de la intimidad sexual.

Las posiciones del sexo oral

Como siempre, lo sencillo suele ser más atractivo y placentero para muchas. “El beso de la mariposa”, la tradicional posición boca arriba para recibir sexo oral, suele ser la preferidas por las mujeres que desean sentir el placer de la estimulación oral fácilmente.

Y es que no sólo sirve para lubricar los genitales, sino también para acariciar los labios, el clítoris y la cavidad vaginal con la lengua y los dedos, ya sea de forma individual o simultánea.

Lo cierto es que esta posición es bastante relajante para las damas y además, permite al hombre contemplar de la belleza del cuerpo femenino, mientras se estremecen de gozo y alcanzan otras zonas claves para aumentar el placer.

Feach de creación: 29-07-2019